¿Cómo afecta el embarazo a la visión?

Durante el embarazo se producen cambios hormonales, los cuales, pueden provocar en algunas mujeres una visión borrosa temporal o bien dificultad en los cambios de enfoque para distintas distancias.

Pero… ¿A qué se debe la visión borrosa y cuánto puede durar?

La visión borrosa puede ser producida por los cambios hormonales que provocan un aumento en la retención de líquidos o también una disminución en la producción de la lágrima, alterando así las condiciones óptimas para una visión nítida, pudiendo además aparecer irritación y enrojecimiento en ambos ojos.

Tener ojo seco puede hacer que el uso de lentes de contacto durante esta fase pueda resultar más molesto, lo mejor será incrementar el uso de las gafas y mantener siempre bien hidratados los ojos con lágrima artificial.

Normalmente, esta condición de sequedad ocular y por consecuencia visión borrosa, puede desaparecer en el momento posterior de dar a luz.

Sin embargo, en algunas mujeres miopes, la graduación en este periodo de gestación se eleva entre media y una dioptría.

En algunas mujeres este aumento de graduación permanece después del parto y en otros casos la graduación vuelve a su estado inicial.

También puede haber cambios en el sistema visual si se sufre durante el embarazo diabetes gestacional, anemia, migrañas, presión arterial baja, deshidratación, etc.

 Por ello es aconsejable una revisión durante el embarazo y una revisión posterior al parto para ver el desarrollo de los cambios en la visión y cómo es el estado final del sistema visual, valorando así un posible cambio en el mismo.

Aconsejando, según el resultado del examen visual, la mejor solución para el resultado obtenido.